Normas para la utilización de los fondos

Durante la consulta de los fondos sólo se utilizará lápiz negro de grafito. Los investigadores encontrarán sobre las mesas de la sala lapiceros adecuados.

No se permitirá introducir ningún objeto dentro del libro para marcar las páginas. No se puede escribir, calcar, subrayar, etc. sobre sus hojas o cubiertas. La Biblioteca facilitará atriles e instrumentos adecuados para poder mantener abiertos los libros.

Se pueden consultar simultáneamente dos obras y un máximo de 10 al día. La consulta de un número mayor, en el caso de que la investigación lo requiera, deberá ser solicitada y autorizada expresamente por la dirección de la Biblioteca.

Podrán realizarse nuevos pedidos ya autorizados de Fondo histórico y del resto de los fondos hasta media hora antes del cierre de la Sala.

No se autorizará la consulta de los originales de Fondo histórico y Prensa histórica cuyo texto completo pueda ser consultado en facsímil, en formato digital en la sala o bien en Internet (a través del catálogo, en el Repositorio Gredos de la Universidad de Salamanca o en bibliotecas virtuales).

Asimismo, la consulta de algunos originales puede quedar restringida por razones de conservación o por hallarse en exposición o restauración. En esos casos la Biblioteca facilitará reproducciones. Si el tipo de investigación requiere ver estos originales, su consulta deberá ser solicitada, justificada y autorizada expresamente por la dirección de la biblioteca.

No se permitirá la entrada ni la utilización en la sala de ningún aparato de reproducción, scanner, máquina de fotos, etc. Su utilización en casos excepcionales deberá ser autorizada por la Dirección de la Biblioteca.

Texto completo de las Normas de acceso y Consulta de fondos de la Biblioteca General Histórica, aprobadas por la Comisión Permanente del Consejo de Gobierno (19 de febrero de 2010) y ratificadas por el Consejo de Gobierno de la Universidad de Salamanca (25 de febrero de 2010). [Documento completo]